En la Navidad del año 1223 el Papa concedió el permiso a San Francisco de Asís, ” El Santo de la Alegría”, para producir una creación teatral del Nacimiento de Jesus fuera de los muros religiosos. Se eligió un establo en las laderas del monte Greccio de la Umbria italiana. Monto un escenario natural recreándose en representar a San José y María en figuras de cartón recortadas a tamaño natural, siendo el niño de barro y de carne y hueso fueron el buey y la mula.

Jesús,
haced de mí un instrumento de tu paz,
donde hay odio, ponga yo amor,
donde hay ofensa, ponga perdón,
donde hay discordia, ponga unión,
donde hay error, ponga verdad,
donde hay duda, ponga fe,
donde hay desesperación, ponga esperanz…a,
donde hay tinieblas, ponga vuestra luz,
donde hay tristeza, ponga yo alegría.
¡Oh, Maestro!, qué no me empeñe tanto
en ser consolado, como en consolar;
en ser comprendido, como en comprender;
en ser amado, como en amar;
pues, dando se recibe;
olvidando, se encuentra;
perdonando, se es perdonado;
muriendo se resucita a la Vida Eterna.”
Amén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies